Invento Uruguayo

John Hirata,
quien es recordado por ser un excelente tenimesista y mejor persona aún,
accedió a compartir unas palabras y contarnos sobre su más reciente triunfo. Si
bien tiene que ver con el tenis de mesa, en ésta oportunidad no ha sido en un torneo.



A.P.  ¿Qué estudiás y desde cuándo?

J.H. Estudié
ingeniería telemática en la Universidad de Montevideo desde el 2005. Es
ingeniería de telecomunicaciones e informática, un mix de ambos.  


A.P. ¿De qué se
trata el invento?


J.H. Es un robot
lanza pelotas a nivel profesional, con el agregado de inteligencia artificial.

Cuando comencé
con la carrera me di cuenta que podía hacer un robot lanza pelotas, en la
medida que avancé vi que sí era posible. Fue difícil convencer a mis compañeros
de hacer algo vinculado con el tenis de mesa. Gracias a la ayuda de la familia
Lorenzotti tuve la posibilidad de utilizar las instalaciones de su club, donde
hice las pruebas y calibré el robot.

El robot está
compuesto por tres motores de alta frecuencia que son los responsables de dar
el efecto a la pelota. Hay una “papelera metálica” que es la encargada de
almacenar las pelotas, debajo de dicha papelera hay otro motor que traslada las
pelotas hacia los tres motores “encargados del efecto”. Hay dos motores más que
mueven el brazo en dirección horizontal y vertical respectivamente. El motor
que se encuentra debajo de la papelera permite tirar pelotas en una frecuencia
de 140 por minuto (más que el Amicus de Butterfly, 120 por minuto). Las ruedas
que dan el efecto a las pelotas pueden llegar a una velocidad tangencial de 100
km/h.. Con ruedas apropiadas seguramente se puede llegar a 200 km/h..


A.P. ¿En qué se
diferencia de otros robots lanza pelotas?


J.H. En el
agregado de inteligencia artificial. Ya con el programa que implementé,
reconoce a la persona y tira para donde no está. Ahí estamos aplicando técnicas
de inteligencia artificial y le da la característica de único en su clase. Se
pueden aplicar otras técnicas de inteligencia artificial con infinitas
posibilidades.


A.P. ¿Cómo creés
que está posicionado Uruguay para dar trabajo a los ingenieros que produce?


J.H. Sí, hay
mucho campo laboral porque se está juntando todo lo que es el área informática
con el de telecomunicaciones. Informática hay desempleo cero y en telecomunicaciones
hay mucho trabajo también en el país. En el exterior es más accesible conseguir
trabajo en éste campo.


A.P. ¿El Tenis de
Mesa, materia pendiente?


J.H. Dejé las
competición a nivel federado porque es algo que demanda mucho tiempo. Al estar
trabajando para costear la carrera no tenía suficiente tiempo para entrenar
como corresponde. Quedó en stand by hasta poder recibirme. Ahora la idea es
empezar a entrenar con el  robot y
retomar. “Vamos que los tenemos”.-